Entendemos por amputación el corte o interrupción parcial o total de una o más estructuras anatómicas mediante un traumatismo o cirugía. Se la denomina avulsión en aquellos casos en que se presenta un desgarramiento o arrancamiento de la piel y tejido celular subcutáneo, originando la presencia de colgajos cutáneos.

El artículo explica cómo debemos actuar y qué respuestas humanas prevalentes están presentes.

Última modificación:10 junio, 2014