Cuando apoyo psicológicamente a un paciente, incluso en los casos de bloqueo emocional, siempre siento la responsabilidad de contribuir a cambiar algo en su vida.  Ante una circunstancia que le está causando sufrimiento, es necesario variar algún aspecto de su modo de pensar o de sentir.

Como especialista, siempre me planteo algunas cuestiones sobre el paciente:

u

¿Desde cuando está sufriendo?

u

¿Qué cualidades son sus puntos fuertes?

u

¿Cuáles le afectan ahora?

u

¿Cuáles son sus vulnerabilidades?

u

¿Qué factores influyeron al principio?

u

¿Qué figuras de apoyo tiene?

La emoción es un estado afectivo que todos experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos de origen innato, influidos por la experiencia. Dicha emoción es adaptativa, pasajera y puede aparecer de forma brusca a través de ira, tristeza, alegría, rabia, miedo y sorpresa.

¿Cuándo surge el bloqueo mental?

El bloqueo mental aparece cuando nos quedamos en blanco y no somos capaces de pensar. Si nos detenemos a pensar aparecerá angustia, que elevará nuestra ansiedad, produciéndose un mayor bloqueo y una mayor intensidad de la emoción. El bloqueo mental es la expresión del bloqueo emocional.

Con esto podemos afirmar que los detonantes algunas veces serán las emociones y otras los pensamientos,  ya que los dos interactúan en ambas direcciones.

Las técnicas de visualización y relajación son herramientas que nos ayudan a trabajar la ansiedad, para que el paciente pueda afrontar las situaciones de malestar emocional con más garantías.

El bloqueo emocional tiene por objetivo proteger algo que pueda llegar a desbordar a la persona. Lo que sucede es que si no se expresan las emociones, aparecerán los bloqueos, que pueden derivar en angustia, ansiedad, miedo, etc.

Niveles del bloqueo emocional

Dentro de bloqueo emocional hay 2 niveles:

Nivel 1: La persona no sabe explicar cómo ni por qué se siente así.

Nivel 2: La persona sabe cómo se siente y los motivos, pero no sabe resolverlo.

Dificultades que provocan el bloqueo emocional

  • Cierre emocional: No querer sentir la emoción
  • Escaso lenguaje emocional: Incapacidad para expresar emociones
  • Negación emocional: Negar los sentimientos
  • Errores en el análisis de las emociones y sus respuestas

Herramientas para salir del bloqueo emocional

  • Apertura emocional: Liberar emociones
  • Vocabulario de emociones: Poner nombre a lo que nos pasa
  • Aceptación emocional: Dar normalidad para poder explicar los sentimientos
  • Buen análisis emocional y respuestas coherentes

Podemos decir, a modo de resumen, que tanto los bloqueos mentales como los bloqueos emocionales son señales o indicadores de nuestro organismo y, a su vez, son oportunidades para aprender de las crisis y así lograr superarlas.

Autor: Gustavo López Simón. Servicio de Psicología Hospital Asepeyo Coslada.
Fuente: Portal Sanitario Asepeyo

Última modificación:16 marzo, 2018