La epicondilitis es una inflamación de los músculos extensores de la muñeca, en su inserción en el epicondilo del codo.

En la epicondilitis, el dolor aparece a nivel de la inserción muscular, en el epicóndilo del codo y se puede irradiar hacia los músculos del antebrazo y ocasionalmente hasta la muñeca.

En ambos casos es debido a un movimiento repetitivo de la musculatura o a un golpe sobre la zona, que producen pequeñas roturas en el tejido conectivo que sujeta el músculo al hueso.

Cuidados de la epicondilitis

  • Debe reducir las actividades que le causen el dolor. Evite la sobrecarga de peso (bolsas cargadas de compra, maletas de viaje, maletines de trabajo, etc)
  • Es importante disminuir el tiempo e intensidad de la actividad que provoque dolor. • Evite aquellos movimientos que requieran trabajar con la palma de la mano hacia abajo
  • Puede utilizar coderas para epicondilitis, que ayudan a evitar la tensión sobre la inserción de los músculos epicondíleos. Sólo se deben utilizar cuando se esté realizando el esfuerzo.
  • Tome la medicación que su médico le ha recetado y realice el tratamiento fisioterapéutico, si le ha sido prescrito.
  • La aplicación de hielo en la zona, puede reducir la inflamación. Para ello, introduzca el hielo en una bolsa de plástico, envuelva ésta en un paño y colóquesela contra la zona inflamada. El periodo máximo de aplicación es de 10 a 15 minutos, pudiendo repetirlo cada 2-3 horas.

Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento

Para realizar los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento deberá haber permanecido varios días sin dolor.

Ejercicios de estiramiento

  • Extienda firmemente la muñeca con el brazo estirado y manténgala así durante 5-6 segundos. Repítalo 5 veces.
  • Luego flexione firmemente la muñeca con el brazo estirado y manténgala así durante 5-6 segundos. Repítalo 5 veces.

Después de realizar los ejercicios finalice aplicando hielo sobre la zona afectada del codo.

Ejercicios de fortalecimiento

  • Realizar flexiones y extensiones de la muñeca (rápido hacia arriba, lentamente hacia abajo), cogiendo un peso con la mano.
  • Hacer dos tandas con 20 ó 30 repeticiones cada una. (Pueden añadirse ejercicios de prensión apretando una pelota de goma, pero limitándolos a 20 repeticiones).

Importante: Estos últimos ejercicios deben realizarse únicamente cuando se ha recuperado la flexibilidad mediante los estiramientos.

Fuente: Portal Sanitario Asepeyo

Última modificación:24 enero, 2018