El Hospital Asepeyo Coslada se une al Día Mundial contra el Dolor

Dentro de los avances tecnológicos que se han introducido en los últimos años en  medicina,  la ecografía ha supuesto una mejora muy importante dentro de la Anestesiología, fundamentalmente para el tratamiento del dolor, tanto agudo como crónico.

La doctora Concepción del Olmo, jefe de servicio de Anestesiología del Hospital Asepeyo Coslada, afirma que “fuimos pioneros en Madrid en el uso de la ecografía para realizar anestesia regional, y nuestra experiencia acumulada en estos años nos permite ser centro de referencia nacional”.

El Servicio de Anestesiología del Hospital cuenta con una unidad del dolor agudo, que se encarga del tratamiento y el alivio del dolor postoperatorio. Su tratamiento, además de la analgesia intravenosa en sus diferentes modalidades, lleva aparejado el aumento del uso de técnicas complejas, como la realización de bloqueos nerviosos y la colocación de catéteres en nervios periféricos o plexos  nerviosos en aquellas situaciones en la que se prevé la presencia de un dolor moderado-severo más allá de las primeras 24 horas del postoperatorio.

El Hospital Asepeyo Coslada cuenta también con una Unidad de Dolor Crónico para el manejo y tratamiento de cuadros dolorosos complejos, especialmente aquellos resistentes al  tratamiento convencional. Aparte del tratamiento farmacológico, precisa de la realización de técnicas intervencionistas, que se realizan en quirófano o en la sala de bloqueos, donde la presencia del ecógrafo es fundamental para su realización. 

El doctor Alejandro Ortega, responsable de esta Unidad, explica cómo la ecografía ha mejorado el diagnóstico y el tratamiento del dolor crónico. Además, ‘la ecografía permite compartir el conocimiento con  especialistas de otras unidades, como Traumatología o Rehabilitación, y las experiencias con anestesiólogos de otros hospitales’, añade el doctor Ortega.

El Hospital de Coslada se une así al Día Mundial contra el Dolor, iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de destacar la necesidad urgente de encontrar un mejor alivio para el sufrimiento físico causado por el dolor.

Última modificación:16 octubre, 2020