La revista Journal of Prosthetics and Orthotics ha publicado el artículo Improvement in bone mineral density after a distal weight-bearing implant in a series of 13 cases, basado en el ensayo clínico que se ha realizado sobre la osteoporosis en pacientes con un implante osteointegrado de carga distal.

Lluís Guirao, jefe del servicio de Rehabilitación del Hospital Asepeyo Sant Cugat, lidera el equipo de profesionales que ha realizado la investigación, formado por Beatriz Samitier Pastor, Dolores Maldonado Garrido, Manuel Rodríguez-Piñero Durán, José Expósito Tirado, Isabel Peraita-Costa y María Morales-Suarez-Varela.

Resumen

Introducción: La amputación de las extremidades inferiores, y el uso posterior de una prótesis, requieren la adopción de nuevos patrones biomecánicos de carga y marcha por parte del paciente, lo que puede favorecer la aparición de pérdida de densidad mineral ósea local o generalizada. Los implantes osteintegrados, que permiten soportar el peso distal del muñón, pueden mitigar la pérdida de densidad mineral ósea relacionada con la amputación. El objetivo de este estudio fue determinar el efecto del uso de un implante de carga distal sobre la densidad mineral ósea de la extremidad amputada, en relación con la extremidad no amputada.

Materiales y métodos: Ensayo clínico de casos y controles, realizado en el Departamento de rehabilitación ambulatoria de los cinco hospitales participantes. Se incluyeron 13 pacientes con amputaciones transfemorales previas de etiología traumática, oncológica y vascular. 

Estos pacientes fueron sometidos a la implantación quirúrgica de un implante osteointegrado, con un espaciador distal que permite una carga directa del muñón sobre la superficie distal del encaje protésico. Se realizó un seguimiento de los pacientes durante un período de 14 meses y se evaluaron, prequirúrgica y posquirúrgicamente, utilizando la absorciometría de rayos X de doble energía del cuello del fémur.

Resultados: El aumento medio en la densidad mineral ósea para la extremidad amputada fue de 0.020 g / cm2, lo que representó un aumento porcentual promedio de 3.0%. Para el miembro no amputado, el aumento medio en la densidad mineral ósea fue de 0,005 g / cm2 y el aumento porcentual medio fue del 0,5%, con ocho pacientes que mostraron mejoras en la densidad mineral ósea. El porcentaje medio de densidad mineral ósea de la extremidad amputada, en comparación con la extremidad no amputada, fue del 70,6%, antes de la implantación, y del 73,2%, después de la implantación, con un aumento promedio del 2,6%.

Conclusiones: Los resultados de este estudio muestran una mejora en la densidad mineral ósea de individuos con amputaciones transfemorales 14 meses después de haber recibido un implante de carga distal. (J Prosthet Orthot. 2020; 32: 116–120).

Términos clave de indexación: Densidad mineral ósea, implante de soporte de peso distal, serie de casos.

Última modificación:13 mayo, 2020